Menu
icon_home.gif Inicio
icon_members.gif Temas
petitrond.gif Testimonios
petitrond.gif Temas Juveniles
petitrond.gif Estudios Biblicos
petitrond.gif Temas Familiares
petitrond.gif Reportajes Especiales
petitrond.gif Reflexiones - Devocionales
petitrond.gif Archivo por Fecha
petitrond.gif Buscar Tema

Reflexiones: Jesus Fue Soltero - Pablo Barrios

 
Dr: Pablo Barrios - doctorbarrios@aol.com

¿Qué aprendemos de la soltería de Jesús? ¿Cómo los solteros pueden servir mejor al Señor?


«Hermano Pablo -me dijo el joven -, yo no creo que pueda mas seguir siendo un soltero, ser soltero es demasiado difícil y si Dios no me provee una esposa no creo que pueda continuar en la iglesia por mucho tiempo».

Yo no creo que este joven esté aislado con la realidad que sienten algunos jóvenes cristianos hoy en día. Muchos comparten este sentimiento descrito por este joven, creen que ser soltero es un poco así como el purgatorio, un paso antes del cielo. Un precio muy alto que tiene que pagarse antes de ser feliz en el matrimonio.

Pero como dice el proverbio chino, «El matrimonio es como una fortaleza sitiada; los que están fuera quieren entrar a toda costa, y a los que están adentro les encantaría muchísimo salir de ella». En la práctica, el matrimonio, lejos de ser la solución de un problema es un problema pendiente de solución. Pero, algunos con mentes pueriles creen que para ser felices tienen que estar casados, que la soltería es una carga y que sólo los casados conocen realmente lo que es la verdadera felicidad.

Se creen minusválidos del placer, cojos de amor, ciegos de afecto y retrasados de cariño y se preguntan ¿quién me podrá amar así como estoy? Estos creen que algún día llegará una persona que no tiene estos problemas y los sanará de su enfermedad llamada soltería. Pero esta creencia está muy lejos de la realidad, una mentira ilusoria que lo dejará bien vestido y sin ningún lugar a donde ir.

Tenemos que mirar de hito a hito y entender que este tipo de opinión transmite un mensaje equivocado. El soltero puede llegar a creer que así como hay grupos de respaldo para alcohólicos, drogadictos y comelones anónimos; agencias en pro de la protección de víctimas y un sin número de grupos especiales, debe haber un grupo para victimas de la soltería .

Porque se cree que la única manera de obtener respeto y compasión hoy en día es declarándose una víctima y el soltero es abusado por la demora de su futura pareja. ¡Ridículo! Jesús fue soltero y al mismo tiempo Hijo de Dios y llevó una vida completa y sin lamentarse o quejarse el haberlo sido. Él no fue menos «hombre» porque no tuvo una novia o aún una esposa.

Por cierto una novia o esposa hubieran estorbado su misión aquí en la tierra. Imagínese usted a Jesús diciéndole a sus discípulos que no saldrían un fin de semana porque tenía una cita con su novia. O que antes de salir para Capernaum le preguntaría a su esposa si estaba de acuerdo. Que tenía que retener un viaje porque era fin de mes y tenía que pagar el alquiler de su casa.

Él tenía una misión que lo consumía, un trabajo que hacer que demandaba mucho de su tiempo, una vida con propósito y metas muy definidas. Este hombre soltero cambió completamente a la humanidad, sin su vida, la vida no fuera igual.

¿Cómo lo hizo? Porque no tenía compromisos fraccionados, su vida no estaba dividida en su misión y su novia o esposa. El apóstol Pablo nos dice que «...El que está soltero se preocupa por las cosas del Señor, y por agradarle; pero el que está casado se preocupa por las cosas del mundo y por agradar a su esposa, y así está dividido ».

Dios puede usar a un soltero para hacer el trabajo que muchos casados no pueden lograr. Y esta no es una desventaja, sino, como dice Pablo, una ganancia. El ministerio de Jesús tuvo mucho impacto porque tenía la libertad para viajar por mucho tiempo sin tener alguien a quien reportarse. Lo contrario a esto lo vemos en algunos de sus discípulos. Sabemos que algunos de ellos estaban casados; entre ellos está Pedro.

¿Se ha puesto usted a pensar en el sacrificio que tuvo que hacer la esposa de Pedro? ¿Qué de sus hijos? Su padre salió del hogar un día para ir a pescar y ya no regresó. No lo vieron por 3 años y medio. Y cuando llegaba era sólo por un corto tiempo para volver a salir.

¿Será que el padre de Pedro educó a sus nietos en la ausencia de su hijo? Eso tal vez resolvía un problema, ¿pero qué de su esposa? ¿Quién sustituía a su esposo? Dos cosas pasan aquí, ya sea se le fue dado un don de continencia después de casada o Dios trabajó mucho con su paciencia.

Déjeme hacerle otra pregunta, ¿Quién se encargo de las necesidades económicas de su hogar? Algunos de los solteros dicen: «Cuando me case voy a servirle mejor al Señor».

Pero el apóstol Pablo en los versículos antes citados indica que la soltería es el mejor tiempo para servirle mejor al Señor y desenmascara esta declaración dejando una mentira desnuda ¿y sabe la razón por qué esto no es cierto? Déjeme contestarla de esta manera, yo puedo identificarme con Pedro, y mi esposa creo que se puede identificar con la esposa de él.

Mi esposa nunca ha considerado el divorcio por causa de mi ministerio, ¿matarme tal vez? Pero nunca el divorcio. Creo que ella se identifica con el titulo del libro de Cathy Lechner titulado, «¿Por qué no lo mato y después le digo al Señor que se murió? », yo creo que este titulo describe mejor su reacción, pero nunca el divorcio. Pedro tenía dos prioridades, dos llamados, dos amores y una sola decisión. Por esto la soltería es mejor.

Usted puede usar todo su tiempo para hacer lo que miles de casados no pueden hacer por el Señor. Esto me recuerda a un joven que conocí en una de mis conferencias en Atlanta, Georgia EEUU. Este era un muchacho muy energético, muy popular por su pasión por Dios.

Camino al aeropuerto yo me atreví a preguntarle cuándo pensaba casarse. Con aquella seguridad me dijo: «Yo no me pienso casar todavía, hermano Pablo. ¿Por qué? ¿No ha llegado la muchacha ideal? -le respondí-. No, es qué antes de casarme -me respondió-, deseo comenzar ocho iglesias para el Señor. ¿Y cuántas has comenzado? -fue mi pregunta con cierta duda por causa de su edad-. Ya llevo cuatro...», me dijo con una sonrisa en sus labios. Para mí fue un buen testimonio de cómo sacarle el mejor provecho a la soltería.

Otra característica que vemos en la soltería de Cristo Jesús es el hecho que Él pudo usar todos sus recursos para su labor. Él no estaba interesado en comprar nuevas cortinas para la sala de su casa.

No corría a la tienda para competir con la familia Fernández para ver quien tenía la mejor casa. Ni estaba gastando su dinero para impresionar a las chicas. Su vida fue muy humilde, fue esta dedicación de todos sus recursos al trabajo de Dios que lo llevó a decir, «Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza ». Todo lo que tenía lo andaba puesto.

Lo que aprendemos de esto es que los solteros pueden usar sus recursos económicos para ayudar a otros o para la obra del Señor. Lo lamentable de hoy en día es que vemos a muchos solteros en bancarrota porque su preocupación y enfoque está en encontrar una esposa, y para lograrlo se van y se compran un carro nuevo, ropa de viñetas o diseñadores, pagan cenas costosas y regalos para impresionar a las muchachas. Su enfoque redunda en el «noviazgo» y nada más.

Para ser justo creo que vale la pena añadir esto. Yo creo que el joven debe de arreglarse bien, lucir bien y desear superarse, pero muchos en vez de ir guardando dinero para cuando llegue la chica ideal y poderle comprar una casa lo malgastan en simples apariencias sin planear para su futuro. Finalmente, ¿Qué aprendemos de la soltería de Jesús?

Primero que el soltero puede hacer un impacto aún mayor por no tener responsabilidad de matrimonio.

Segundo, que el soltero puede usar mejor su tiempo en las cosas del Señor y tercero, que sus recursos pueden ser de beneficio a otros.

No se sienta como una víctima por no estar casado, use lo que tiene para la gloria de Dios y para hacer un impacto en la vida de otros, recuérdese, Jesús fue un soltero que revolucionó el mundo, ahora él le dice: «Ve, y haz tú lo mismo» (Lucas 10:37).


El autor es escritor y conferencista internacional sobre liderazgo. Usted puede enviar sus comentarios a : DoctorBarrios@aol.com


Enviado el lunes, 12 de marzo a las 12:08:49 por bravo


 
Siguenos en Facebook, haciendo click en "Me Gusta".
O Envia el tema a tus Amigos de Facebook.






Tambien puedes publicar tus Comentarios

Temas Asociados

Reflexiones

 
Opciones
 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

   Suscribete RSS

 Suscribete  
* Suscribete para recibir nuestros temas en tu e-mail *




 Más Acerca de Reflexiones