Que todos vean a Jesus - Steve Morales
Fecha martes, 15 de diciembre a las 08:31:05
Tema Jovenes


Pastor: Steve Morales - Casa de Dios, Guatemala.

La Palabra relata que cuando Moisés fue a hablar con Dios y descendió del monte Sinaí, su rostro resplandecía[1]. Lo mismo sucederá contigo. ¿Qué estarías dispuesto a hacer para alguien conozca a Jesús? Debemos ir y hacer algo para que eso suceda. Al pensar en esto, Pablo viene a mi mente, porque él hizo cuanto le fue posible para alcanzar a los demás. Se hacía como los judíos, como los presos y otros gentiles, con tal de dar a conocer el Evangelio. Cualquier cosa que hagas para acercar a alguien a Jesús, pero sin Jesús, no sirve de nada. La clave es que tus amigos puedan verlo a Él, de lo contrario, nos estaremos engañando, nos sentiremos complacidos, pero no habremos hecho nada, por lo que es indispensable que para dar a conocer a Jesús, te acerques a Él en una relación íntima y especial. Lo que significa que no temas y no te avergüences de ser Su discípulo y seguidor. En la Biblia vemos que Pedro lo negó, tuvo miedo[2], pero luego, al recibir al Espíritu Santo, fue el predicador más apasionado, la roca sobre la que se edificó la iglesia. Prepárate porque verán a Jesús en ti.

Otro ejemplo de alguien que finalmente aceptó el reto, es Pablo, quien de ser un terrible perseguidor de los cristianos, se convirtió es uno de los más efectivos evangelizadores[3]. Fue tocado por Dios y su vida cambió radicalmente, tanto así que decía: “Cristo vive en mí, ya no vivo yo”. Di lo mismo: “Cristo vive en mí, ya no vivo yo”.

pastor steve moralesAhora está muy de moda tomarnos fotografías y subirlas a las redes sociales para que todos vean lo que estamos haciendo, tómate una selfie y pon el hashtag Jesús en mi vida, porque así será, a partir de hoy, todos verán a Jesús al verte. Cierta vez, mi esposa me dijo algo que me impactó: “La Biblia dice que nadie ha visto jamás a Dios, pero si nos amamos unos a otros, Él se reflejará en nosotros.” Tiene mucha razón, ser Su reflejo en todo momento es la única forma de hacerlo presente. Dios te preparará para que tú seas reflejo de Jesús. Harás grandes señales y prodigios, porque ya no serás tú quien actúe, sino el Señor a través de ti[4].

Predicamos con el ejemplo y con la manera de vivir, con lo que hacemos y otros ven. cuando permitas que Jesús se proyecte en tu vida, milagros sucederán. No te asustes, cuando tus amigos necesiten a alguien que verdaderamente haga algo por ellos, se acercarán a ti. La manifestación de Jesús en tu vida depende de qué tanto tiempo pasas con Él. sabemos que el que anda en la miel algo se le pega. Y lo que Jesús quiere que suceda en ti, será realidad cuando pases tiempo con Él y permitas que te revele los retos que desea que cumplas. Dile: “Señor, quiero que todos vean Tu misericordia y amor en mi vida, quiero compartirte.” Cuando vean amor, misericordia, perdón, compasión, todo lo que Jesús es, entonces Él será una realidad en tu vida. Vendrán muchos retos y desafíos, pero si te olvidas de la esencia, nada funcionará. Si te quieres convertir en un rockstar, si quieres que la gente te vea y te escuche sin reflejar a Jesús, tu fama será temporal, pero si ven a Jesús en tu conducta, impactarás y sacudirás a multitudes.

Moisés tuvo que cubrirse el rostro para que el pueblo no se enfocara en algo que sería pasajero, pero ellos no comprendieron, porque solo Jesús es capaz de quitar ese velo de nuestro entendimiento para que comprendamos y aceptemos la verdad de la salvación y tenemos la capacidad de reflejarla. Podemos ser como un espejo que refleja la grandeza del Señor, y gracias a la obra del Espíritu Santo, nos parecemos más a Él[5]. ¡No tengas miedo de parecerte a Jesús, no te avergüences de quien dio Su vida por ti! De ahora en adelante, al verte al espejo puedes decir: “Yo soy el reflejo de la grandeza y gloria del Señor”. Refleja a Jesús en todo lo que hagas. Comprende que fuiste diseñado para que otros lo vean a través de ti. Joven, en ti hay un gran potencial, tú tienes la capacidad de reflejar lo que desees, prepárate para ser reflejo de Jesús.
Cuando yo veo a mi hijo, es inevitable que me vea cuando era niño, todos lo dicen, él se parece mucho a mí; lo mismo te sucederá, será inevitable que te digan que te pareces a Jesús, será inevitable que te digan que tienes el ADN de tu Padre celestial. Será inevitable que te digan que cada vez te pareces más a Cristo. Tu primer reto es que te acerques a Jesús para que cada vez te parezcas más a Él y todos puedan verlo. Que todos vean al Señor en tu vida, dedícale tu existencia, pídele que te forme para que Él se refleje en todo lo que haces.

 

[1] Éxodo 34:29-30 dice: Y aconteció que descendiendo Moisés del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, no sabía Moisés que la piel de su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios. Y Aarón y todos los hijos de Israel miraron a Moisés, y he aquí la piel de su rostro era resplandeciente; y tuvieron miedo de acercarse a él.

[2] Lucas 22:54-57 enseña: Y prendiéndole, le llevaron, y le condujeron a casa del sumo sacerdote. Y Pedro le seguía de lejos. Y habiendo ellos encendido fuego en medio del patio, se sentaron alrededor; y Pedro se sentó también entre ellos. Pero una criada, al verle sentado al fuego, se fijó en él, y dijo: También éste estaba con él. Pero él lo negó, diciendo: Mujer, no lo conozco.

[3] Hechos 9:20-21 explica: En seguida predicaba a Cristo en las sinagogas, diciendo que éste era el Hijo de Dios. Y todos los que le oían estaban atónitos, y decían: ¿No es éste el que asolaba en Jerusalén a los que invocaban este nombre, y a eso vino acá, para llevarlos presos ante los principales sacerdotes?

[4] 1 Corintios 2:1-3 comparte: Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

[5] 2 Corintios 3:7-18 (TLA) explica: Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer, ¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu? Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación. Porque aun lo que fue glorioso, no es glorioso en este respecto, en comparación con la gloria más eminente. Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso será lo que permanece. Así que, teniendo tal esperanza, usamos de mucha franqueza; y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido. Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado. Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará. Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.





Este artículo proviene de Reflexiones - SaciaTuSed.com
http://www.saciatused.com/aguaviva

La direcci#243;n de esta noticia es:
http://www.saciatused.com/aguaviva/modules.php?name=News&file=article&sid=616